Carlos Lesmes Serrano, julio de 2016

PARA UN ESTADO MODERNO

Carlos Lesmes Serrano (Madrid, 1958) es desde diciembre de 2013 el Presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, de cuya Sala Tercera forma parte desde el año 2010. Ingresó en las carreras judicial y fiscal a principios de los años ochenta (1983), comenzó su ejercicio profesional como fiscal y, una década más tarde, adquirió la condición de Magistrado especialista del orden contencioso-administrativo (1993), desarrollando su labor en la Comunidad Valenciana y en Madrid. Después abandonó la función jurisdiccional para incorporarse al Ministerio de Justicia durante dos legislaturas, desempeñando los cargos de Director General de Objeción de Conciencia (1996-2000) y de Director General de Relaciones con la Administración de Justicia (2000-2004). Regresó a la carrera judicial para incorporarse a la Audiencia Nacional (2005), presidiendo su Sala de lo Contencioso-Administrativo hasta su incorporación al Supremo.

Durante este curso hemos insistido en la creciente demanda social de modernización del Estado. Con este propósito, es frecuente la reformulación de las instituciones más elementales del sistema jurídico desde la perspectiva de lo que ha dado en llamarse “análisis económico” del derecho. Y suele igualmente centrarse la cuestión en la oportunidad de elevar el principio de eficiencia a la condición de fin más idóneo de entre los que pueden perseguirse con el diseño de ese nuevo sistema. Cabe preguntarnos si la ordenación más adecuada del derecho, como herramienta para la construcción de un nuevo marco de convivencia, es la que se alcanza  a la luz de lo que arroja su análisis desde una perspectiva económica, de modo que la finalidad de aquél fuera resultado de su homologación según lo que podamos asumir como  “reglas” del “mercado”. No debe extrañarnos que la cuestión se plantee en tales términos, pues en los tiempos que nos ocupan resulta de todo punto incontestable el poder omnímodo que alcanza la economía. Pero la economía es, fundamentalmente, un lenguaje para la distribución de entidades que le son ajenas, si se las considera en sí mismas y sin adiciones. Conforma la ciencia económica un lenguaje de difusión universal porque, aquella  extraordinaria vis atractiva o capacidad del mercado, interviene para que éste adquiera lo que de principio no forma parte de él. Un contagio lingüístico. Pero la capacidad de expresar cualquier tipo de magnitud en términos económicos no convierte en economía lo que, en valor absoluto, no lo es.

El éxito del lenguaje económico no puede conducir a la justificación del derecho para un nuevo sistema a través de la economía, tomando como puntos de origen y destino tal continente sin la ambición de desbordarlo. El lenguaje económico, aquel principio elemental de eficiencia, puede expresar el cuerpo del derecho que es necesario para la modernización del Estado, porque es imaginable y formulable en términos contables, pero eso no debería confundirse con sus fines o principios.

2 respuestas a “Carlos Lesmes Serrano, julio de 2016

  1. Ramon Daví Navarro

    En primer lugar y antes de dejar por escrito el comentario sobre la conferencia de D. Carlos Lesmes, quiero felicitar muy sinceramente esta brillante iniciativa que supone el “Foro Compromiso”. Soy procurador de los tribunales y ejerciendo en Granollers conocí de primera mano las ideas iniciales de Eduardo Pastor, magistrado que en su paso por nuestro partido judicial me trasladó los primeros pasos de este Foro.

    Sin duda, cualquier proyecto que acerque la judicatura a la sociedad debe ser bien recibido y apoyado puesto que a menudo sociedad y justicia son vistos como pertenecientes a mundos distintos, por no decir contrapuestos y ello, no siendo cierto, debe ser combatido con entusiasmo por todos aquellos que consideramos que no puede haber Justicia, sin Sociedad y Sociedad, sin Justicia.

    Y ya adentrándome en la conferencia de D. Carlos Lesmes tengo que decir que comparto al 100% el contenido de su interesantísima exposición y muy especialmente sus referencias a la relación inmediata que para el sistema económico puede suponer una justicia eficaz. Tanto es así que pensé que este discurso casa a la perfección con algunas de las iniciativas que desde el Consejo Catalán de Procuradores estamos llevando a cabo conjuntamente con la Cámara de Comercio de Barcelona.

    De hecho estamos ultimando un informe, dirigido por el Gabinete de Estudios de dicha Cámara y la Universidad de Barcelona, que seguramente explicará las consecuencias negativas que supone para el sistema económico en general, que la ejecución civil sea tan manifiestamente ineficaz en nuestro país.

    Dicho esto, y escuchando las palabras del Sr. Lesmes, pienso que sería muy interesante que todos los operadores e Instituciones jurídicas y judiciales (TS, CGPJ, Asociaciones de Jueces, Consejos de Procuradores y Abogados) aunáramos esfuerzos para constituir un grupo de trabajo que analizara estrategias para conseguir influir en la opinión pública y política a fin de favorecer la potenciación del sistema judicial.

    Todos los que trabajamos y nos sentimos parte de este sistema judicial somos conscientes de que sin una mayor dotación económica del Estado, difícilmente podremos mejorar su eficacia. Por consiguiente a todos, Jueces, Procuradores y Abogados, nos interesa cambiar la tendencia de que nuestra Justicia siempre acabe siendo la administración peor dotada y con un presupuesto por debajo de sus necesidades.

    Como sea que, siguiendo el discurso del Sr. Lesmes, ahora nos estamos dando cuenta de que este problema de baja dotación estructural no sólo afecta al sector judicial, sino que afecta de lleno en el sistema económico y de ahí a los bolsillos del ciudadano de a pie, pienso que ha llegado el momento de que – todos juntos – actuemos coordinadamente para conseguir este importante objetivo.

    No descubro nada diciendo que nuestro querido sector siempre ha sido muy cerrado y hasta cierto punto endogámico, sin abrirse a la sociedad, cuando hoy en día, precisamente, nos conviene muchísimo conseguir aliados ajenos a nuestro mundo jurídico y judicial. Si conseguimos llamar la atención, sobretodo, del mundo económico, empresarial y de los medios de comunicación, quizás se nos puedan abrir otras puertas porque la Justicia no puede ser sólo cosa de la Justicia. Nos conviene, a todos, demostrar que a la Sociedad, al Estado de Derecho y a la Economía en general, le sale a cuenta tener una Justicia de calidad.

    Ramon Daví Navarro
    Vice Decano del Colegio de Procuradores de Barcelona

    Me gusta

  2. PATRICIA

    Invitado y marco incomparable para abordar algunas de las cuestiones cruciales que afectan a la carrera judicial. Sin duda, poder tratar de temas que afectan el trabajo judicial día a día con compañeros de distintos ámbitos jurídicos es una experiencia enriquecedora, máxime cuando asiste un invitado de honor tan cercano como Carlos Lesmes. Enhorabuena a Foro compromiso por la iniciativa y por hacernos sentir que los jueces “no caminamos solos”.

    P.B Jueza

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s